Ir al contenido principal

Hacia una pedagogía de los movimientos sociales desde el enfoque de creación de capacidades







por Jorge Osorio V.  [1]

Nuestro amigo y colega Alessio nos ofrece un inspirador artículo acerca de cómo los movimientos y redes sociales altermundistas están desarrollando una educación crítica orientada a crear  capacidades para nuevas formas de vida. Si bien Alessio desarrolla su texto a partir de la experiencia del Foro Social Mundial, la experiencia que vivimos en América Latina a través de prácticas y programas de educación popular de jóvenes y adultos  en el marco de los movimientos sociales de esta última década confirma que estamos ante una  importante  “pedagogía de creación de capacidades”.   

Si nos situamos en el paradigma del “aprendizaje a lo largo de toda la vida”   nuevos ámbitos de socialización educativa está siendo tan relevante como la escuela misma. Redes sociales, experiencias comunitarias,  movimientos ciudadanos, agrupaciones de comercio justo y consumo sustentable, organizaciones eco-políticas, movimientos estudiantiles, “mareas” (como en España)  de reivindicación de  los derechos de los colectivos que trabajan contra toda forma de discriminación (de género, de etnia, lingüística, etaria o por el lugar de residencia o de origen nacional (migrantes, refugiados) están configurando un gran ámbito de trabajo educativo. 

Es relevante señalar que este trabajo educativo se realiza bajo diversas modalidades, que incluyen preferentemente formas no-escolares , sin embargo : la sistematicidad de sus propuestas y programas, sus propuesta teóricas y epistémicas, sus innovaciones metodológicas, los procedimientos de formación de sus “educadores-as de base”, la investigación-acción que se produce  en sintonía con proyectos universitarios y de alcance académico y su  capacidad de incidir en las políticas de educación en los países están configurando un potente movimiento educativo-cultural  que concreta  la utopía del “aprendizaje durante toda la vida” en la vida de las comunidades y de los colectivos , en especial de los más vulnerados en sus derechos sociales y políticos y “precarizados” ( es decir, llevados a condiciones de vulnerabilidad y precariedad en sus condiciones de vida)  por efecto de las políticas económicas  neoliberales predominantes.

Podemos   resumir  la orientación de este movimiento refundacional de la educación de jóvenes y adultos situada  en los movimientos sociales   a través de los siguientes ejes constituyentes: 

- Promoviendo  el conocimiento de  la historia  de las comunidades vulneradas y de sus territorios, sus recursos y patrimonio natural y cultural, recuperando la  memoria histórica  de sus luchas de emancipación y creando capacidades para escribirlas y comunicarlas

- Promoviendo que las comunidades se  identifiquen con formas colaborativas de vivir y educarse: una pedagogía de lo pro-común - reconocer otras comunidades, establecer alianza

- Promoviendo una educación centrada en la vida de los sujetos y en el desarrollo de  sus capacidades  para “leer el mundo propio y ajeno”, propiciando una lectura de-colonial y crítica de los efectos de “control” y dominación de la globalización neoliberal

– Creando capacidades para la participación activa de las comunidades en la generación de formas democráticas de gobierno local y nacional a través de  movimientos sociales que trabajen en red, que practiquen una cultura de liderazgo horizontal y distribuido y de rechazo a toda forma de discriminación

- Formando liderazgos ciudadanos  capaces de convocar a  diversos colectivos respetando sus diversidades de género, étnica, procedencia cultural y residencial y con un particular respeto a las minorías y a los grupos que son afectados por causa de los conflictos armados, las catástrofes  naturales,  los efectos del cambio climático y las violencias de género.

- Ampliando bajo formas  neo-escolares (escuelas públicas-comunitarias gestionadadas desde movimientos sociales)  y  comunitarias (  programas de educación popular, educación ciudadana, educación no sexista, educación eco-política ) los proyectos educativos  a temáticas emergentes y de impacto en la vida cotidiana, laboral y ciudadana de las personas, como son la alfabetización digital y tecnológica,   a través de programas que  generen  una distribución  social efectiva del saber y el acceso a los bienes comunes que genera el conocimiento científico (“ciencia ciudadana para una acción efectiva de incidencia en las políticas públicas desde las comunidades” )


Valparaíso, 23 de marzo de 2017


[1] Educador chileno, ex Secretario General y Presidente del CEAAL. Profesor de Proyectos Educativos, Educación para la Ciudadanía e Investigación- Acción en Universidad de Valparaíso (Chile) y CREFAL (México)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mapa-Manifiesto por una investigación cualitativa de “lo próximo complejo” en educación y ciudadanía.

Jorge Osorio Vargas
1. En esta segunda década del siglo, y con de más de veinte años de ejercicio pedagógico y político en el ámbito de los movimiento sociales, de la investigación-acción participativa, de la educación popular, de la educación para la ciudadanía, del aprendizaje ecológico y en la formación de educadores comunitarios y docentes escolares y universitarios , he desarrollado una aproximación a la investigación y la práctica educativas y, en ese sentido, la hemos definido como una operación no residual en la construcción social del mundo, sino constituyente de unapráctica cualitativa de experimentar las acciones y proyectos sociales, ciudadanos y educativos . 2. Hablamos de un tipo de investigación sustentada en una síntesis que se desarrolla en los procesos de teorización que el investigador y el educador realiza desde y en la práctica social, un tipo de conocimiento práctico-reflexivo orientado a la trans-formación y a la plenitud, a construir horizontes de vida y esperanz…